Please reload

Recent Posts

Chamanismo: ¿medicina o sugestión? "Chamanismo: médicos ancestrales" (3)

July 1, 2015

1/10
Please reload

Featured Posts

¿Son chamanes los hechiceros y las hechiceras?

June 3, 2015

Extracto de la colaboración de Michael Harner en el libro: “El viaje del chaman. Curación, poder y crecimiento personal.” Recopilado por Gary Doore, de varios autores.

 

 

Es muy común que se confunda el chamanismo con la labor de los hechiceros y hechiceras en las sociedades tribales. No es difícil confundirse, porque todo chamán es una especie de hechicero, si bien no todo hechicero es un chamán. En realidad, la mayoría de los hechiceros y hechiceras no son chamanes; muchos desempeñan funciones sociales más parecidas a las de los sacerdotes.

 

Una diferencia importante entre un chamán y un sacerdote es la de que el chamán viaja y opera en otra realidad, mientras se halla en un estado de conciencia substancialmente alterado, en tanto que el sacerdote opera básicamente en la realidad ordinaria. Por ejemplo, cuando trabaja con espíritus, el chamán puede verlos con la misma claridad con que vemos los coches, las casas y los árboles en la realidad ordinaria. En efecto, la mayor parte del trabajo importante del chamán se realiza en la realidad no ordinaria, en la que habla con los espíritus, tiene contacto físico con ellos, etc.

 

El sacerdote, por otra parte -tomando como ejemplo a un hechicero de los indios Plains-, a pesar de que desempeñe muchas prácticas chamánicas (por ejemplo cuando se lanza en pos de una visión), realiza la mayor parte de su trabajo en la realidad ordinaria, en la que practica meticulosos rituales, ofrendas y hermosas oraciones a los espíritus. Por lo general los chamanes no utilizan prolongadas liturgias ni oraciones.

 

También, naturalmente, existen los chamanes/sacerdotes, que practican el chamanismo o el sacerdocio en distintas ocasiones. Son muchos los que desempeñan ambas funciones. Por ejemplo, el marikame huichol es a la vez chamán y sacerdote, con preponderancia de una u otra función según la persona y las circunstancias.

 

Sin embargo, el querer distinguir con claridad y usar correctamente estos términos no significa que deseemos hacer comparaciones odiosas entre los chamanes y los sacerdotes tribales. Tanto la obra de unos como la de otros tiene su propia belleza y valor para la comunidad. Sólo pretendemos que se recuerden las diferencias, a fin de evitar que se confunda un término tan específico como el de chamán, con lo que menguaría la claridad de nuestra exposición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Follow Us